Tipos de Estructuras Metálicas
Si te gusto este contenido compartelo en:

Existen diferentes tipos de estructuras metálicas que se pueden utilizar en el mundo de la construcción, todas sirven para dar soporte tanto a la edificación como al techo de la misma, la diferencia principal suele recaer en la forma en que cada una resiste los esfuerzos.

¿Cuáles son los diferentes tipos de estructuras?

La razón por la que existen diferentes tipos de estructuras metálicas para techos es que las propiedades mecánicas del acero (plasticidad, fragilidad, maleabilidad, dureza y tenacidad) permiten construcciones rápidas, ligeras y bastante resistentes, estos son tan solo algunos de los beneficios de los perfiles metálicos para crear estas estructuras:

Estructuras laminares

Las estructuras laminares se conocen también como cáscaras, son superficies delgadas y curvas de pequeño espesor. Por su forma, estas estructuras resisten su propio peso (son autoportantes) así como cargas exteriores por esfuerzos normales de compresión, tracción y tangenciales.

Son estructuras excepcionalmente eficientes si hacemos una relación entre su resistencia y el material necesario para construirlas. Debido a su delgadez, estas estructuras necesariamente deben ser curvas manteniendo un espesor constante, sin variaciones bruscas.

Estructuras abovedadas

Uno de los tipos de estructuras metálicas que se conforma de arcos, bóvedas y cúpulas. Estos elementos de construcción utilizados desde hace siglos son capaces de soportar la compresión y peso de la estructura.

Los arcos son elementos de forma curva que pueden apoyarse o no en pilares. Una bóveda se forma de múltiples arcos dispuestos uno al lado del otro para cubrir un espacio. Por otro lado, las cúpulas también son bóvedas cuyos arcos han sido dispuestos de tal manera que logran una forma semiesférica.

Estructuras entramadas

Las estructuras tramadas son las más comunes en el mundo de la construcción, las podrás encontrar en edificaciones destinadas a departamentos u oficinas. Se utilizan pilares, columnas y vigas, estos elementos se unen para formar un emparrillado rígido.

Es en este tipo de estructuras en las que se encuentran el mayor número de tipos de unión realizadas con pernos o soldaduras. La distancia entre las columnas y vigas dependerá de las necesidades del proyecto y la calidad de materiales.

Estructuras colgantes

Para las estructuras colgantes se utilizan enormes pilares de soporte que sostienen barras y cables, posicionados en forma de arco hundido y con la capacidad de soportar enormes cantidades de peso. Este tipo de estructura colgante la puedes encontrar en los puentes.

Estructuras trianguladas

Es uno de los tipos de estructuras metálicas más resistentes que existen, esta forma dota a toda la estructura de mayor rigidez pues las fuerzas que se apliquen en cualquiera de los lados no provocarán deformaciones.

Se pueden crear estructuras metálicas trianguladas planas o tridimensionales (piramidales). Estas creaciones resultan ligeras y duraderas, por lo que a menudo se utilizan para cubrir grandes espacios soportados por columnas.

¿Qué tipos de uniones para estructuras existen?

Existen dos grandes grupos de uniones que se utilizan en los tipos de estructuras metálicas ya mencionadas. Su uso depende del modo en que se transmitirá una carga elevada de un elemento a otro de la estructura. Con esto en mente se pueden clasificar dos grandes familias de uniones para perfiles metálicos que pueden ser fijas o móviles.

 Uniones rígidas

Dentro de las uniones rígidas podemos encontrar los grupos de los fijos y los desmontables, que se utilizarán según las necesidades de la obra en construcción.

  • Uniones fijas fijas: son todas aquellas en la se utilizan remaches sobre el hierro, cobre, aluminio o acero. Depende de la estructura que se va a unir y de la resistencia deseada.
  • Uniones fijas soldadas: al usar material de aporte similar a aquellos que se unirán y una fuente de calor pueden mantenerse unidas las piezas de la estructura. Existen diferentes tipos de soldadura como el de presión, fusión, arco y soldado eléctrico.
  • Uniones fijas clavadas: se utilizan para unir por medio de una perforación dos elementos de un entramado estructural. Según el tipo de materiales se pueden utilizar clavos, pernos o varillas.
  • Uniones desmontables atornilladas: este sistema se aplica en chapas de acero, para la unión se utiliza una arandela y una tuerca para apretar o aflojar los tornillos que mantienen sólida la unión.
  • Uniones desmontables nachavetadas: son comunes cuando se trata de maquinaria con ejes que realizan movimientos repetitivos rotatorios. Según la función que realice la unión conocida como chaveta, se pueden encontrar deslizantes, de ajuste y de unión de ejes perfilados.
  • Uniones desmontables con pasadores: se ajustan con precisión a orificios pretaladrados, de este modo se transfieren los esfuerzos de forma perpendicular al eje del pasador. Estas piezas suelen hacerse de acero con o sin cabeza y se emplean para la unión de piezas sueltas.

Uniones móviles

Las uniones móviles usadas en los diferentes tipos de estructuras metálicas tienen la función de impedir algunos movimientos específicos a la vez que favorecen algunos otros.

  • Uniones móviles deslizantes: en esta unión una de las piezas es fija y la otra se desliza a través de ella de un lado a otro, puede ser con algún tipo de lubricación o con el apoyo de otro elemento. Los muelles y las ballestas son ejemplos de este tipo de unión.
  • Uniones giratorias: se trata de dispositivos mecánicos de elevación o tracción, lo más común es que se formen con una rueda o roldana colocadas sobre un eje fijo y con un cable que rodea la circunferencia, el ejemplo más común es la polea.
  • Uniones móviles flexibles: algunas de estas uniones son fijas desmontables o móviles, se ajustan o cambian según las necesidades de la estructura y se denominan flexibles porque pueden ser desarmadas y retiradas sin utilizar métodos destructivos para la estructura.

Ahora ya conoces los tipos de estructuras metálicas más comunes y cómo reconocerlos. Recuerda seguir siempre los consejos de seguridad en construcción y no te pierdas ninguno de los contenidos que Aceros Electroforjados tiene para ti.

Si te gusto este contenido compartelo en:

Dejar un comentario