Trabajador con una máscara protectora soldando
Si te gusto este contenido compartelo en:

Existe una gran cantidad de tipos de soldadura y muchas veces no sabemos cuál es el más adecuado para nuestros proyectos, ya que se trata de procesos que varían en cuanto a su ejecución y los materiales necesarios. En este artículo te responderemos lo más importante sobre el tema. ¡Sigue leyendo y descubre cuál es la soldadura ideal para materializar tus ideas!

¿Qué es una soldadura y cómo se clasifican? 

Comencemos por entender que la soldadura es el arte de fusionar los componentes metálicos que se utilizan en la industria. En este proceso podemos juntar dos o más piezas de metal o de plástico de forma permanente, por medio de la aplicación de calor o presión, o de la combinación de ambas.

Por otra parte, existen diferentes formas de clasificar las soldaduras, y una de las principales es por el material de relleno que se utiliza (estaño o plomo), así como por la manera en la que se genera el calor necesario (electricidad o gas). Existe, de igual manera, la clasificación de soldaduras homogéneas y heterogéneas, de las que se derivan distintos tipos de soldadura.

Finalmente, es muy común que nos encontremos con otras clasificaciones de los procesos de soldadura, entre las que destacan las siguientes: por la forma de alimentación (corriente eléctrica, gas o forja), por la técnica del proceso (arco eléctrico y resistencia) o por el modo de fusión (presión, calor o ambos).

¿Cuáles son los tipos de soldadura que existen?

Sabemos que las diversas clasificaciones pueden llegar a causar cierta confusión, y eso es algo que no muchas veces nos explican; por ello, es mejor que exploremos los tipos de soldadura para acero o plástico que existen y las variantes de cada uno. De esta forma podrás conocer los procesos de mejor manera y saber cuál es el más adecuado para tus necesidades.

Soldadura blanda

Es la que más se utiliza dentro de la plomería doméstica y también se aplica en cables, chapas y componentes eléctricos, gracias a que requiere de una menor cantidad de energía que otras. Asimismo, presenta un nivel de oxidación muy bajo, lo cual se traduce en el ahorro de dinero y tiempo de mano de obra.

Trabajador soldando tubería doméstica con-soldadura-blanda

Soldadura fuerte

En este caso se necesita de una fuente de energía mucho mayor, ya que aplican temperaturas de alrededor de 800 °C (grados centígrados). Es ideal para la unión de elementos que van a estar expuestos a altas temperaturas y esfuerzos extremos, así como para aleaciones de plata o latón.

Trabajador soldando tubos mediante soldadura fuerte

Soldadura por fusión

Se lleva a cabo por medio de la aplicación de calor y presenta diversos beneficios, como el ahorro en el consumo de energía al dirigir el calor directamente a los labios del fleje, además de que se minimiza el tiempo de calentamiento, lo cual reducirá la oxidación y disminuirá los tiempos de producción.

Unión de estructura de acero con soldadura por fusión

Soldadura por arco

Es uno de los tipos de soldadura eléctrica que se puede usar para materiales de acero inoxidable y aluminio. Como su nombre lo indica, emplea un arco eléctrico que calienta las piezas de metal hasta fusionarlas. Los escalones metálicos son un ejemplo de ensamblajes que se pueden hacer mediante este proceso.

Trabajador realizando proceso de soldadura por arco

Soldadura por resistencia

En este caso se genera calor cuando una corriente eléctrica atraviesa los metales. Se trata de un proceso común en la fabricación de componentes de la industria automotriz, aeroespacial y de la construcción, como en el caso de las rejillas electroforjadas. Existen variantes de este método, como la soldadura por puntos y de costura.

Acercamiento a proceso de soldadura por resistencia

Soldadura por gas

Consiste en mezclar gas, oxígeno y acetileno para producir una flama para la fusión de los materiales base y los de relleno. Comúnmente se emplea para unir tuberías, porque es efectivo para aceros de alta aleación. También es importante mencionar que de este método se derivan la soldadura MIG y TIG.

La MIG se lleva a cabo con un electrodo consumible y gas protector (inerte o activo de acuerdo al ambiente de trabajo). La soldadura TIG, por otra parte, necesita de un electrodo no consumible de tungsteno sólido; en este caso se emplea gas de protección inerte.

Acercamiento a proceso de soldadura por gas

Soldadura de estado sólido

Se caracteriza porque la presión es el principal factor para lograr la fusión. De esta forma, algunos de los procesos de fusión de este tipo no requieren de calor y en ninguno se utiliza material de relleno. Debido a sus características se aplica comúnmente a piezas de plástico.

Plano detalle a proceso de soldadura de estado sólido

Otro factor muy importante a considerar cuando hablamos de este tema es el tipo de unión, pues en algunas ocasiones puede llegar a ser determinante para que el resultado final sea el adecuado. De esta forma, los principales tipos de uniones de soldadura son los siguientes:

  • Unión a tope o empalmada
  • Unión en T o ángulo interior
  • Unión de esquina o ángulo exterior
  • Unión superpuesta, de solapado o traslape
  • Unión de borde
  • Unión de ranuras

Herramientas y materiales que se utilizan para soldar

Si estamos pensando en dedicarnos al oficio de la herrería o simplemente queremos llevar a cabo diversos trabajos de soldadura para diversos proyectos debemos contar con el equipo y los materiales adecuados, tanto para protegernos como para llevar a cabo trabajos de la mejor calidad.

El equipo de protección al momento de soldar tiene una gran importancia, porque en la mayoría de los procesos hay una exposición a diversas sustancias químicas que representan un riesgo para la salud, ya sea por inhalación, contacto o radiación. Para evitar algún tipo de accidente grave es fundamental contar con:

  • Máscara para soldar
  • Guantes para soldador 
  • Calzado industrial
  • Orejeras o tapones auditivos
  • Máscaras antigás
Acercamiento a máquina para soldar y careta protectora sobre fondo blanco

En cuanto a las herramientas para soldar, pueden variar dependiendo del tipo de soldadura que se realice, pero las básicas son las siguientes:

  • Máquina para soldar: hay de distintos tipos, precios y tamaños. Pueden ser eléctricas, de gasolina o de gas.
  • Mesa de soldadura: pueden ser fijas o articuladas, también pueden ser giratorias, inclinables, con altura ajustable, basculantes o portátiles.
  • Elementos para sujetar: dados T, escuadras magnéticas o imanes de soldador, sargentos, morsas o tornillos de banco o prensas.
  • Elementos para limpiar y pulir: esmeriladora angular, una lima y un cepillo de metal.
  • Martillo de soldador: su función es golpear y ayudan a retirar el revestimiento de los electrodos o la escoria.

Finalmente, el uso de los materiales para soldar dependerá del tipo de proceso que se realice y del tipo de piezas que se desean combinar. Los más comunes son:

  • Electrodos o varillas para soldar
  • Pistola para soldar 
  • Hilo de soldadura 
  • Aerosol protector de soldadura
  • Soplete

¿Qué tal, conocías todo lo que te hemos contado acerca de los tipos de soldadura, su clasificación y lo que implica cada uno de los procesos? Si deseas obtener mucha más información acerca de la industria de la construcción y el uso del acero al carbón dentro de la misma, continúa visitando nuestro blog.

De igual manera nos puedes seguir en nuestras redes sociales, Facebook e Instagram, al igual que en el canal de YouTube, donde encontrarás mucha más información que te será de utilidad para comprar los materiales adecuados para tus proyectos de construcción.

No olvides que si te interesa solicitar la cotización de algún producto de acero, únicamente tienes que mandar un WhatsApp o llamar al teléfono 55 7605 1128. Las ejecutivas de ventas de Aceros Electroforjados atenderán tu llamada con mucho gusto y responderán las dudas que tengas sobre el material que necesites.

Artículos que pueden ser de tu interés

Si te gusto este contenido compartelo en:

Dejar un comentario